Aprendiendo sobre Clase Invertida




En el sector educativo, el “modelo tradicional” de enseñanza está siendo sustituido en países como Estados Unidos o España, entre otros, por el modelo de clase invertida (Flipped Classroom, en inglés). Esta nueva técnica está siendo aplicada con mayor recurrencia en las aulas.

En el proceso de enseñanza-aprendizaje, existen 2 momentos de aprendizaje: dentro y fuera del salón de clase. En una clase invertida, como su nombre lo indica, se invierte la forma de enseñar. Es decir que, al invertir la clase el estudiante:

  • Afuera y antes de clase: Recibe el contenido a través de medios indirectos (video u otros) y se le brinda el tiempo para comprender la instrucción indicada.
  • Durante la clase: Realiza actividades que refuercen el contenido visto anteriormente, mientras el profesor es el apoyo para consolidar este aprendizaje y aclara dudas.

Sin lugar a dudas, la clase invertida es una nueva forma de enseñar que implica muchos retos no solo para los estudiantes quienes tienen que aprender a aprender de una forma diferente sino también para el maestro.

Es por eso que, se recomienda a los maestros seguir estos consejos antes de lanzarse a la aventura de invertir la clase:

  1. Reservar una fecha: las primeras sesiones hay que reservarlas con tiempo, de forma que los estudiantes hagan el tiempo para ver el contenido en casa y motivarlos en clase a que lo hagan, estableciendo un ritmo de trabajo.
  2. Motivar a los estudiantes y a sus familias: explicar y presentar los cambios a realizar, invitarlos a ser parte de esta innovación en el aprendizaje y sobre todo reforzar la idea que será un beneficio para todos.
  3. Pedagogía centrada en el estudiante: con la clase invertida el estudiante está al centro y el maestro solo es un acompañante. En este ambiente, los estudiantes aprenden unos de otros y a su propio ritmo, individual y grupalmente.
  4. Acceso a internet: la verificación del acceso a internet es un aspecto importante. Esto ayuda para proponer otras alternativas al momento de aplicar la clase invertida, ya que si el estudiante no cuenta con conectividad puede utilizar el espacio de Biblioteca, un café internet o en su defecto se le puede entregar material off line (dar material a los estudiantes para que lo revisen en casa).
  5. La evaluación: de las actividades realizadas individual y colectivamente debe realizarse una evaluación, lo que permite diagnosticar el aprendizaje de los estudiantes. En internet existen muchas herramientas online para hacerlo.
  6. Cambios en el aprendizaje: en una clase invertida, los alumnos realizan su tarea previamente, es decir, ven el contenido. Por lo tanto, se pueden hacer videos cortos e interactivos, implementar la gamificación y preparar ciertos reconocimientos que motiven al estudiante a realizar sus tareas.

Implementar la Clase Invertida puede ser una tarea que implique tiempo y esfuerzo al inicio por parte del maestro. Sin embrago, una vez ha sido puesta en macha en el salón de clase, toda la comunidad educativa: institución, padres de familia, maestros y sobre todo el alumno, serán beneficiados:

  • Los estudiantes tendrán tiempo en casa para participar de actividades con familia y actividades extrarriculares
  • Colaboración entre estudiantes
  • Entorno de aprendizaje más centrado en el alumno y con diseño más personalizado
  • Más tiempo para ayudar a cada estudiante según sus necesidades de una forma individual
  • Los alumnos podrán trabajar a su propio ritmo de trabajo

La innovación en la educación debe ser una búsqueda constante por parte de las instituciones educativas y sus participantes, y aunque la Clase Invertida es una técnica dinámica, también presenta algunos inconvenientes a tomar en cuenta al momento de implementarla. Algunos de estos problemas pueden ser:

  • Algunas instituciones o alumnos no contarán con acceso a internet para llevar a cabo el aula inversa
  • No hay garantía del 100% que, en una clase invertida, todos los alumnos verán los videos o realizarán las actividades
  • Algunos padres de familia podrán no interesarse o desacreditar la idea de la Clase Invertida y por lo tanto no apoyarán en casa el estudio con esta técnica
  • Poca colaboración de otros colegas o directores de la institución
  • Más tiempo y dedicación por parte del maestro según el avance por nivel de cada estudiante, lo cual puede aumentar la carga de trabajo

Hay muchas herramientas que apoyan la labor docente para implementar la Clase Invertida, así que solo se trata de atreverse a innovar la educación brindando nuevas oportunidades de aprendizaje.